Fases por las que se atraviesa durante el tratamiento

El modelo transteórico de cambio

Prochaska y DiClemente (1982) han propuesto un modelo transteórico (estadios, procesos y niveles de cambio definidos en tabla), donde los estadios de cambio han mostrado ser un buen predictor de asistir o no a un tratamiento y de la eficacia del mismo.

Estadios del cambio (Prochaska y DiClemente, 1982)

  • Precontemplación: La conducta no es vista como un problema y se manifiestan escasos deseos de cambio en los próximos 6 meses.
  • Contemplación: La persona empieza a ser consciente de que existen un problema y está activamente buscando información y se plantea el cambio en los próximos 6 meses. Pero no en los próximos 30 días, ni ha hecho un abandono de 24 horas en el último año o ambas.
  • Preparación para la acción: La persona se ha planteado modificar su conducta en los próximos 30 días, además de haber hecho un intento de al menos 24h.
  • Acción: Se ha iniciado activamente la modificación de la conducta, llegando a lograrlo con éxito. El traslado al siguiente estadio implica al menos 6 meses de abstinencia.
  • Mantenimiento: Cuando ha permanecido 6 meses o más en abstinencia.
    Nota: Elaboración propia.

El cambio a través de los estadios implica un patrón en espiral, así la recaída es un evento fruto de la interrupción de la fase de acción o mantenimiento provocando un movimiento cíclico hacia atrás.

El Modelo Transteórico, además de delimitar el momento en el que un sujeto está preparado para cambiar -estadios-, también permite comprender cómo va incrementándose la predisposición del sujeto, mostrando qué tipo de actividades suele realizar para modificar y consolidar su hábito adictivo -procesos de cambio-.

En términos generales, los procesos de cambio de carácter cognitivo se asocian con los tres primeros estadios:

Aumento de la concienciación: incremento del procesamiento de información sobre la problemática asociada al consumo.    
Autor reevaluación: valoración afectiva y cognitiva del impacto de la conducta adictiva sobre los valores y manera de ser de uno mismo, así como el reconocimiento de la mejoría significativa que representaría para su vida el abandono de la conducta adictiva.    
Reevaluación ambiental: valoración del estado actual de las relaciones interpersonales y en un reconocimiento de las consecuencias positivas que produciría el cese de la conducta adictiva respecto a dichas relaciones interpersonales, familiares y de amistad.    
Relieve dramático: experimentación y expresión de reacciones emocionales provocadas por la observación o advertencias respecto a los aspectos negativos asociados a la conducta adictiva.
Auto liberación: compromiso personal y creencia de ser un elemento esencial en el proceso de cambio ya que se poseen o se pueden desarrollar las habilidades necesarias.
Liberación social: aumento en la capacidad del sujeto para decidir y escoger, propiciado por el incremento del repertorio personal de alternativas adaptativas.

Siendo más pronunciados los procesos de cambio de carácter conductual en los los dos últimos –manejo de contingencias, relación de ayuda, contracondicionamiento y control de estímulos (Pedrero et al., 2008).   

  • Manejo de contingencias: estrategia conductual que incrementa la probabilidad de que determinada conducta relativa al cambio ocurra.
  • Relaciones de ayuda: representa la existencia y utilización del apoyo social que pueda facilitar el proceso de cambio de la conducta adictiva.
  • Contra condicionamiento: estrategia cognitivo-conductual cuyo objetivo es modificar la respuesta (cognitiva, fisiológica y/o motora) provocada por estímulos condicionados a la conducta adictiva u otro tipo de situaciones de riesgo, generando y desarrollando para ello conductas alternativas.
  • Control de estímulos: Consiste básicamente en evitar la exposición a situaciones de alto riesgo para el consumo.

Referencias

Prochaska, J. y DiClemente C. (1982).Transactional therapy: toward a more integrative model of change. Psichoterapy: theory,
    research and practice, 19, pp. 276-288.
Pedrero, E. J., Fernández Hermida, J. R., Casete, L., Bermejo, M. P. y Tomás, V. En E. Becoña y M, Cortés (Coord), (2008). Guía     
    clínica de intervención psicológica en adicciones. Valencia: Socidrogalcohol.