Adherencia
al tratamiento

La adherencia a tratamiento o cumplimiento terapéutico se puede definir como la disposición del paciente está abierta a las recomendaciones de los profesionales de la salud respecto a la asistencia a citas programadas, toma de medicamentos tal y como se indica, realizar los cambios en el estilo de vida recomendados y completar los estudios de laboratorio o pruebas solicitadas (Peralta y Carbajal, 2008).

En el tratamiento de las conductas adictivas, la retención o permanencia del paciente en los programas de intervención está altamente correlacionada con su eficacia y constituye uno de los mejores predictores de buenos resultados terapéuticos y de mejor evolución a medio y largo plazo (Calvo, Costa y Valero, 2016, p. 41).

De los diversos estudios sobre adherencia al tratamiento en drogodependecias Domínguez, Miranda, Pedrero, Pérez López, y Puerta (2008) constatan que casi un tercio de la muestra de su estudio da por terminado el tratamiento al haber alcanzado un éxito no ratificado por los profesionales, e incluso algunos autores consideran que llega a alcanzar a más del 50% (Santonja et al., 2010; Gabael, 1997), y de estos casi un diez por ciento fue por falta de motivación para seguir las pautas del tratamiento.

Un factor a tener en cuenta en la adherencia al tratamiento en las drogodependencias es la percepción que el sujeto tiene de su problema. En aquellos casos en que este mantiene la idea distorsionada del “yo controlo” es muy probable que cualquier intervención a la que por algún motivo pueda someterse esté abocada al fracaso, pues para las personas con abuso o dependencia a sustancias psicoactivas es clave para su nivel de adherencia la comprobación con su experiencia de la imposibilidad de salir de las drogas por su propia cuenta, como indican Hernández Serrano, y Londoño (2012) citando a Beck et al. (1999).

No obstante, creemos que la adherencia al tratamiento no se puede definir como un proceso categorial de “si o no”, sino como un continuo desde el extremo que hemos definido como el “yo controlo” hasta el cumplimiento estricto de las indicaciones terapéuticas, en el que probablemente la percepción de la adherencia difiera en un amplio grado entre el profesional que aplica el tratamiento y el paciente.

Del mismo modo, un concepto importante para mantener la adherencia al tratamiento es la percepción subjetiva de la mejora de la calidad de vida por parte del paciente, pues en algunos casos puede ocurrir que este únicamente perciba que su conducta queda restringida por unas renuncias que impone el tratamiento, mientras que en otros, generalmente en personas con las necesidades básicas peor cubiertas, el tratamiento signifique unas mejoras en la calidad de vida capaces de modificar la motivación por la abstinencia (Callejo, 2003).

Así pues, para mejorar tanto el cumplimiento por parte del paciente como del médico, no solo será necesario un adecuado y planificado tratamiento, sino también la aplicación de herramientas educativas tanto para los profesionales de la salud como para los pacientes y las familias (Gabael, 1997).

Referencias:

  • Beck, A., Wright, F., Newman, C. y Liese B. (1999). Terapia cognitiva de las dro-godependencias. Barcelona: Paidós.
  • Callejo, P. (2003). Mejora de la calidad de vida en pacientes con baja adherencia al tratamiento. Intervenciones en dependientes del alcohol “Sin Hogar”. Adicciones, 15(4), pp. 321-330.
  • Calvo, F., Costa, J. y Valero, R. (2016). Motivos de abandono temprano de pacientes en tratamiento ambulatorio de adicción a sustancias. Revista Española de Drogodependencias, 41(1), pp. 41-56.
  • Dominguez, A. L., Miranda, M. D., Pedrero, E. J.; Pérez López, M. y Puerta, C. (2008). Estudio de causas de abandono del tratamiento de un centro de atención a drogodependientes. Trastornos Adictivos, 10(2), pp. 112-120.
  • Gaebel, W. (1997). Towards the improvement of compliance: the significance of psycho-education and new antipsychotic drugs. International clinical psychopharmacology, 12, pp. S37-42.
  • Hernández Serrano, M. Á., y Londoño, N. H. (2012). Factores psicosociales, cognitivos y de personalidad asociados a la adherencia al tratamiento en comunidades terapéuticas. Psicología desde el Caribe, 29(1).
  • Peralta, M. L., y Carbajal, P. (2008). Adherencia a tratamiento. Revista del Centro Dermatológico Pascua, 17(3), pp. 84-8.
  • Santonja, F. J., Sánchez Hervás, E., Secades, R., Zacarés, F., García Rodríguez, O. y García-Fernández, G. (2010). Pretreatment characteristics as predictors of retention in cocaine-dependent outpatients. Addictive Disorders & Their Treatment, 9(2), pp. 93-98.

icone tag GRUPOS DE TERAPIA, TRATAMIENTO, ALCOHOL, BENZODIACEPINAS, ALCOHOLISMO, AYUDA, ASOCIACIÓN